Si cada despedida es una roca sobre el mar…

No soy buena para las despedidas, siempre digo lo mismo…

Los últimos días antes de volver de un viaje, empiezo a recibir mensajes de mis amigos y familiares: “ya empezaste a llorar?”, “No te pongas mal porque tenés que volver, pensá que dentro de poquito empezás a planear el próximo viaje”, “No llores, acá te esperamos con mucha alegría y te vamos a recibir con todo cariño”… Ellos saben que la proximidad con el adiós me produce tanta angustia que me paso el último día de playa llorando frente al mar… “Qué boba! Si podría estar disfrutando!” -pienso tratando de consolarme. “Pero mañana ya no voy a estar acá”… Me ganan las lágrimas…

Hoy nuevamente me toca despedirme de Miramar, la ciudad que más amo. No me importa que haya ciudades más grandes, ni más lindas, ni más cálidas. Yo la amo así tal como es, con su belleza sencilla y su bella sencillez, su clima casi hostil, y sus paisajes infinitos de cielo, mar y bosque.

Miramar es una parte de mi alma, por eso nunca le digo adiós, y en cambio prefiero despedirme con un amistoso “hasta pronto”

Miramar

Anuncios

2 pensamientos en “Si cada despedida es una roca sobre el mar…”

  1. Qué lindas palabras, y soy igual de “boba” ante las despedidas, aunque es lo que tal vez he hecho más en la vida, cada nueva despedida deja atrás un pedacito de mi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s