Mi estadía en el hotel DoubleTree Resort by Hilton, en North Redington Beach

Publicado por

Recorrer la península de Florida es una experiencia tan maravillosa como vasta y diversa. Son innumerables sus atractivos, playas, parques temáticos, rincones históricos y reservas naturales! Esto nos llevó a hacer un recorrido por la costa oeste, incluyendo una playa no muy conocida, pero espectacular. Se trata de North Redington Beach, una localidad balnearia ubicada en el condado de Pinellas, distante 445 km de Miami Beach, y 180 km de Orlando.

Para nuestra estadía, elegimos el hotel DoubleTree Resort by Hilton North Redington Beach. Al llegar, nos sorprendimos con la amabilidad y la calidez con que nos dieron la bienvenida en la recepción. Pero ellos se sorprendieron por el hecho de recibir huéspedes de Argentina, ya que la zona se caracteriza casi exclusivamente por recibir turismo interno. Entonces, nos llevaron a hacer un tour personalizado por el hotel, presentándonos, uno a uno, a cada integrante del staff en las distintas áreas. Luego, nos llevaron a nuestra habitación, en donde el balcón con vista al deslumbrante Golfo de México, nos robó más de un suspiro. Ah! Además, nos agasajaron con cookies recién horneadas. Sin dudas, un recibimiento memorable!

Habitación

La habitación era espaciosa y cómoda. Contaba con una cama queen size y un escritorio. Tenía TV de 42″, cafetera, frigobar y secador de pelo. Y, lo mejor de todo, ese maravilloso balcón con vista al mar. El servicio de limpieza siempre fue impecable.

Servicios

El hotel brinda estacionamiento y wifi sin cargo. El servicio de playa tiene cargo (resort fee), e incluye el acceso a la piscina y a las carpas y reposeras. Además el hotel cuenta con un hermoso tiki bar en el área de playa: Mango Restaurant. Allí se puede desayunar, almorzar y cenar.

Cabe aquí hacer una mención especial para destacar lo bella que es la playa: arena blanca y mar turquesa, calmo casi sin olas.

Como la costa está orientada hacia el oeste, los atardeceres en el mar son únicos. Todos los huéspedes del hotel bajan a la playa a esa hora para disfrutar de ese momento mágico.

Desayuno

La tarifa que contratamos no tenía desayuno incluido. No obstante, pudimos disfrutar de los deliciosos desayunos que el hotel ofrecía en su restaurante, con una vista inmejorable a esa playa deslumbrante! Los precios eran relativamente accesibles.

Si bien nuestra estadía fue corta, ya que solo estuvimos dos noches, recordamos siempre lo maravillosa que fue la experiencia. Nos sentimos como en casa, la atención fue tan cálida, el hotel tan cómodo, la playa tan deslumbrante, y los atardeceres tan únicos, que jamás olvidaremos nuestro paso por allí. Y por eso mismo, en una de esas soñadas puestas de sol, le pedimos a la primera estrella de la noche, el deseo de volver allí algún día!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .