Qué hacer en Porto de Galinhas: excursiones, mejores playas, hospedaje, gastronomía y más!

Publicado por

Porto de Galinhas se destaca por ser una de las playas más espectaculares de Brasil. Así lo confirmó la revista Viagem e Turismo de la editorial Abril, que la eligió 10 veces consecutivas como la mejor playa del país. Es que este paraíso ubicado en el Nordeste brasileño tiene paisajes de ensueño: piscinas naturales de aguas cálidas y cristalinas, arenas infinitas, cielos deslumbrantes y palmares por doquier.

El nombre original del pueblo era “Porto Rico”, y su importancia radicaba en ser el principal punto de comercio de esclavos que llegaban de África. A pesar de que en 1888 la esclavitud fue oficialmente abolida en Brasil, los barcos continuaban llegando con esclavos, pero tapados con gallinas de Angola, para burlar así los controles portuarios. Cada vez que llegaba un barco de contrabando, la contraseña era “Hay gallinas nuevas en el puerto”. De ahí se fue forjando el nombre Porto de Galinhas. Hoy los típicos adornos de gallinitas de colores decoran alegremente el pueblo, y van de souvenir a la casa de cada uno de sus visitantes.

Cómo llegar

Porto de Galinhas está situado en el municipio de Ipojuca, a sólo 70 kilómetros de Recife, en el estado de Pernambuco. Veamos cómo llegar:

En avión: el aeropuerto más cercano es el de Recife. Desde allí se puede viajar en auto, micro o servicios de transfer privados.

En auto: saliendo del aeropuerto, se debe tomar la ruta BR-101 en dirección sur, y luego acceder a la ruta estatal PE-009, que llega hasta el centro del pueblo.

En micro: la compañía Cruzeiro realiza el traslado desde el aeropuerto de Recife hasta Porto de Galinhas.

Dónde hospedarse

Porto de Galinhas ofrece una vasta oferta en cuanto a alojamientos se refiere: hoteles, resorts, posadas, casas y departamentos de alquiler, etc. La mayoría de ellos se encuentran sobre la línea de playa o muy cerca de ella, dado que la urbanización se fue extendiendo a lo largo de la costa. La elección dependerá del gusto y presupuesto de cada viajero, pero les dejo aquí algunas variables a tener en cuenta al momento de decidir:

  • Localización: es importante considerar en qué playa o cerca de qué playas estarán, si son de mar abierto o cuentan con piscinas naturales. También hay que tener en cuenta la cercanía al centro del pueblo, dado que de eso dependerá el costo del traslado (en caso de no alquilar auto), y la frecuencia con la que piensan ir.
  • Régimen de comidas: dependiendo del alojamiento, podrán elegir entre diferentes opciones: desayuno, media pensión, pensión completa o all inclusive. Teniendo en cuenta que casi todos los restaurantes se encuentran en el centro, les recomiendo analizar estas variantes antes de contratar su hotel.
  • Comodidades: el hotel cuenta con servicio de playa? tiene piscina? hay entretenimiento para niños? tiene restaurant? En Porto de Galinhas se hace vida de playa predominantemente. Es por eso que es importante asegurarse de contar con aquellas cosas que cada uno considera necesarias para disfrutar de su estadía.

Playas

Con más de 32 kilómetros de costa, Porto de Galinhas es un soleado paraíso de fina arena blanca, mar cálido y cristalino, arrecifes de coral, palmeras y manglares, que ostenta playas dignas de considerarse entre las más hermosas de Brasil. Veamos las más bonitas y conocidas:

Praia de Muro Alto: se encuentra a 8 kilómetros del centro, y se caracteriza por sus piscinas naturales formadas por una gran barrera de arrecifes de coral. Por eso, es un lugar ideal para la práctica de deportes acuáticos como stand up paddle y kayak, y para que los niños puedan disfrutar de sus tranquilas aguas. Cuenta con una buena infraestructura en lo que a restaurantes y servicios se refiere (sólo habilitados para el horario de almuerzo).

Praia y Pontal do Cupe: ubicada entre la Praia de Muro Alto y la Praia de Porto de Galinhas, a 5 kilómetros del centro del pueblo. Esta playa es de mar abierto, con zonas donde la corriente puede llegar a ser peligrosa. Caminando hacia el norte, se encontrarán con el Pontal do Cupe, que es una zona de piscinas naturales, con restaurantes, paradores, y vendedores ambulantes. Vale la pena la caminata, no sólo por la belleza de las piscinas naturales, sino también por el paisaje deslumbrante que los acompañará en cada paso.

Praia de Porto de Galinhas: son las famosas playas del centro, porque precisamente se encuentran próximas al centro del pueblo. Allí es donde se concentra la mayor cantidad de restaurantes, bares, comercios, y posadas. Desde allí también salen las “jangadas” que son las embarcaciones que llevan a hacer el tradicional paseo de piscinas naturales.

Praia de Macaraípe e Pontal de Macaraípe: la playa de Maracaípe se encuentra a 3 kilómetros al sur del centro y es una de las preferidas por los surfistas debido a sus grandes olas. Es una zona más rústica que las playas del norte, -pero no por eso menos bella-, no sólo en cuanto a la infraestructura sino también por su vegetación, entre la que se pueden apreciar cajueiros (árboles de castaña de cajú), palmeras e incluso manglares. Llegando a la zona del Pontal de Maracaípe las aguas son mas tranquilas, debido al encuentro del rio con el mar.

Paseos y excursiones

Porto de Galinhas ofrece, además de sus increíbles playas, varios paseos y excursiones:

Paseo por el centro: el centro de Porto de Galinhas es pequeño, colorido, alegre, rústico y chic a la vez. En pocas cuadras encontrarán una gran cantidad de comercios, ferias artesanales, restaurantes y bares. Por las noches cobra vida, cuando la gente se acerca allí para cenar, tomar algo, comprar souvenirs o simplemente dar un paseo. Es tan ecléctico, que uno puede asistir a misa en la calle y luego ver una banda de música en vivo, con una diferencia de pocos metros.

Paseo en buggy “Ponta a Ponta”: en español significa punta a punta, y es precisamente porque los guías locales ofrecen recorrer todas las playas de Porto de Galinhas de un extremo a otro. Este es el paseo más tradicional, y se los recomiendo hacer especialmente cuando comiencen su estadía, de manera que puedan tener una visión general del lugar, conocer todas las playas, para luego poder elegir a cuáles volver. El recorrido comienza en la playa de Muro Alto y finaliza en el Pontal de Maracaípe. Es un tour personalizado, en el que uno puede coordinar con el guía ciertas preferencias y flexibilidad en cuanto a destinos, horarios y precio. El paseo también incluye la visita al “Proyecto Hippocampus”. Se trata de un acuario donde biólogos y veterinarios trabajan juntos, con el fin de preservar los hipocampos de la zona. Los visitantes tienen acceso a una sala donde se pueden ver los caballitos de mar, varios tipos de peces y algunos invertebrados marinos. El recorrido también pasa por los manglares típicos de la región.

Piscinas naturales: son uno de los principales atractivos de Porto de Galinhas. Si bien hay varias zonas donde se forman piscinas naturales en la orilla del mar directamente (Muro Alto y Pontal do Cupe, por ejemplo), el paseo por excelencia es el que se hace saliendo desde el centro de Porto de Galinhas en una “jangada”. Les aseguro que escucharán más de una vez por allá, a los vendedores ofreciendo “passeio de jangada pras piscinas naturais”.

Praia dos Carneiros: situada en el municipio de Tamandaré, a aproximadamente 60 kilómetros de Porto de Galinhas, es una de las playas más hermosas del Nordeste brasileño. Es famosa no sólo por sus paisajes paradisíacos de olas y palmeras, sino también por la Iglesia de São Benedito, construida sobre la playa mirando hacia el mar. Allí generalmente se hace una parada para apreciar la capilla por dentro, tomar fotos, recorrer la playa y hacer esnórquel.

Maragogi: a 87 kilómetros de Porto de Galinhas, en el estado de Alagoas, se encuentra Maragogi, una de las playas más espectaculares de Brasil. No en vano ganó el apodo de “el caribe brasileño”. El mar tiene un color turquesa increíble. Sus arenas son blancas, finas y suaves. Hay paradores y restaurantes para pasar el día. Nosotros elegimos Meraki Beach, porque está ubicado entre las dos mejores playas: Barra Grande y Antunes. Durante la marea baja, en la playa de Barra Grande se forma un camino de arena (de ahí su nombre) que permite caminar por varios kilómetros mar adentro, pero con el agua al nivel de los tobillos. Muy cerca se encuentran otras playas dignas de ser conocidas: Burgalhau, Praia de Maragogi (en el centro del pueblo), São Bento y Japaratinga. Les súper recomiendo destinar un día para disfrutar de este paraíso.

Olinda: esta ciudad se encuentra a 70 kilómetros de Porto de Galinhas y contigua a la ciudad de Recife. Fue declarada Patrimonio histórico y cultural de la Humanidad por la Unesco. Sus orígenes datan del año 1535, y fue la ciudad más rica del Brasil Colonial entre el siglo XVI y las primeras décadas del siglo XVII, a punto tal que la llamaban “pequeña Lisboa”. Fue la sede del Brasil Colonial entre 1624 y 1625. Algunos de los lugares para visitar allí son: la Iglesia do Carmo, el Convento de San Francisco, La Catedral da Sé, el alto da Sé, y la Iglesia de la Misericordia que se encuentra en la calle da ladeira da Misericórdia, que también merece la pena ser recorrida por sus típicas construcciones y su bello colorido.

Buceo: esta es otra de las actividades más buscadas en Porto de Galinhas. La formación de arrecifes, la gran biodiversidad marina y las aguas calmas, ofrecen el marco ideal para realizar esta práctica. Muchas empresas ofrecen este servicio con guías especializados.

Hay muchas agencias de turismo receptivo que realizan estos paseos. La mayoría se encuentran en el centro del pueblo, por lo que se puede optar por contratar directamente allí con ellos. También se puede alquilar un auto y hacer algunos de los paseos por cuenta propia, lo cual otorga mayor flexibilidad en cuanto a horarios y tiempo en cada destino.

Gastronomía

Como les comenté, la mayoría de los bares y restaurantes se encuentran ubicados en el centro de la ciudad. A pesar de ser un lugar pequeño, hay variedad de opciones como restaurantes a la carta, de comida al peso, pizzerías, tapiocarias (aquí les dejo un post contando qué es la tapioca, para aquellos que no lo sepan, porque cuando estén allá, les recomiendo probarla!), heladerías, y más. Además, muchos hoteles ofrecen el servicio de media pensión o pensión completa, por lo que la elección pasará también de acuerdo a la comodidad, presupuesto, y gustos de cada uno.

Espero que esta guía los ayude a planificar su viaje y disfrutar más de su estadía en un lugar tan paradisíaco como Porto de Galinhas. Estuve allí dos veces y volvería mil veces más! Déjenme aquí sus comentarios, preguntas, recomendaciones y especialmente cuéntenme cómo les fue en su viaje! Gracias por acompañarme, amigos! ❤

Artículos relacionados:
Mi estadía en el hotel Vivá Porto de Galinhas, uno de los resorts más lindos de Brasil
Mi estadía en el hotel Solar Porto de Galinhas

7 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .